RECETA POSTRE DE SOLETILLAS, CREMA Y NARANJAS

En Nuestras Frutas y Verduras nos ponemos creativos y os proponemos que preparéis un postre sencillo con la fruta estrella de la temporada.

¡Sorprende a los tuyos con POSTRE DE SOLETILLAS, CREMA Y NARANJA!

Para 6 personas

Lo primero que tenemos que comentar, es que este postre debe ser elaborado el día antes de ser consumido.

Ingredientes

  • ½ litro de leche.
  • 1 cucharada sopera rasada de harina fina.
  • 1 cucharada sopera colmada de maizena.
  • 6 naranjas de mesa.
  • 4 yemas de huevo.
  • 150 gr. De azúcar molido.
  • 1 vaso de licor de Cointreau.
  • 300 gr. bizcochos de soletillas.
  • 2 cucharadas soperas de agua.
  • 6 cerezas en almíbar.

Preparación

Se pelan las naranjas y se guarda una de las cáscaras. En un plato se cortan en rodajas muy finas y se guarda el zumo que cae.

Sabrosas naranjas para tus postres

Se colocan en una ensaladera de cristal, previamente mojada y escurrida, de forma que adornen el fondo y las paredes.

El zumo recogido de las naranjas y el de las naranjas que no se hayan utilizado de adorno, se echa en un plato sopero. Con ½ vaso de licor Cointreau y dos cucharadas soperas de agua.

Se pasan por ello las soletillas y se colocan por encima de las naranjas, también en el fondo así como en las paredes de la ensaladera.

Aparte se pone la leche a cocer con la cáscara de la naranja y la mitad del azúcar.

En un tazón se baten las yemas con el resto del azúcar, la harina, la maizena y el ½ vaso de licor Cointreau.

Cuando la leche hierve, se vierten unas cucharadas en el tazón de las yemas y luego se añade esto al cazo donde está la leche.

Se deja cocer unos 4 minutos, moviéndolo constantemente para evitar la formación de grumos. Aún moviéndola se deja templar la crema y se vierte en dos veces en la ensaladera, alternando con una capa de soletillas sin remojar. Se termina de llenar la ensaladera, cubriéndola al final con una capa de soletillas sin remojar.

La ensaladera se cubre con papel de plata, se pone una tapadera algo menor que la ensaladera y se coloca algo de peso encima.

Se mete en la nevera por lo menos unas seis horas antes de servir.

Servir

Al ir a servir, se quita la tapadera y el papel de plata (con mucho cuidado), pasamos un cuchillo de punta redonda alrededor de la ensaladera y se vuelca sobre una fuente. Se adorna con las guindas partidas por la mitad.

 

Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.